Categorías

Newsletter

Remolacha con hojas

Remolacha con hojas

Producto certificado procedente de Castilla León.

Más detalles

 

 Cómo comer las hojas de la remolacha

Escrito por Contributing Writer. Traducido por Marcela Carniglia

La próxima vez que compres un manojo de remolachas, saltea, hierve o cocina al vapor sus hojas para un plato nutritivo de bajas calorías. Las hojas de la remolacha son ricas en potasio, calcio, vitamina A y otros minerales y vitaminas. También contienen altas cantidades de luteína y beta caroteno; ambos son antioxidantes que ayudan a mantener los ojos y la piel saludables. De sabor ligeramente dulce, las hojas son un buen agregado para las ensaladas y los sofritos o cocidas al vapor o salteadas para acompañar un plato de carne, pescado o pasta.

Diferentes formas de preparación

  • Las hojas son vendidas con las remolachas o sin ellas. Si te gustan las remolachas, conseguirás dos platos con la misma compra. Corta las hojas y lávalas con agua fría. Sécalas con golpecitos suaves. Guárdalas en el refrigerador en una bolsa de plástico descartable forrada con toallas de papel. Utilízalas dentro de la semana. Las hojas frescas y crudas las puedes mezclar en la ensalada. Desprende las hojas de los tallos y córtalas en trozos pequeños. Mézclalas en la ensalada con otras hojas verdes.
  • Coloca las hojas y los tallos en la cesta de la vaporera sobre agua hirviendo. Cocínalas al vapor durante siete minutos o hasta que queden tiernas. Retíralas de la fuente de calor y escúrrelas. Ponlas en un bol, agrega un poco de mantequilla y espolvoréalas con sal y pimienta.
  • Para saltearlas, retira los tallos y corta las hojas a la mitad. Calienta dos cucharadas de aceite de oliva, un diente de ajo picado y una cebolla pequeña picada en una sartén. Cocina el ajo y la cebolla hasta que se ablanden. Agrega las hojas de la remolacha y saltéalas durante 10 minutos o hasta que se vean marchitas. Sírvelas condimentadas con sal y pimienta.
  • Agrega las hojas a las sopas, sofritos y cualquier otra receta que requiera hojas verdes. Mézclalas con un sofrito de otros vegetales. Agrega salsa de soja y cocínalas durante 10 a 15 minutos, hasta que las hojas se marchiten. Agrega las hojas a la sopa de vegetales enlatada para hacerla más nutritivas. Retira los tallos y agrega las hojas en la olla con la sopa enlatada. Hiérvelas durante 15 minutos. Coloca las hojas de remolacha en 1/2 taza de caldo caliente de pollo y tápalas. Deja que se cocinen durante 15 minutos. Luego agrega dos cucharadas de jugo de naranja. Cocínalas durante otros cinco minutos. Retíralas del fuego, agrega sal y pimienta y sírvelas.

(Tomado de: http://www.ehowenespanol.com)